BRASIL 45 millones en huelga general

Cerca de 45 millones de trabajadores y jóvenes estuvieron en huelga, en todo Brasil, el 14 de junio, mientras que en cerca de 380 ciudades hubo manifestaciones masivas por el retiro de la reforma de las jubilaciones (« Prêvidencia ») y por la anulación de la reducción del 30% del presupuesto de la enseñanza pública que el gobierno de extrema derecha BolsonaroMourao quiere imponer. 

La importancia de la revuelta obrera había impuesto el llamado unido de todas las confederaciones sindicales a la huelga por el retiro de la reforma de las jubilaciones, que no es más que la aplicación de los planes del Fondo Monetario Internacional y la obediencia a las exigencias de los mercados financieros. El día anterior, el gobierno había intentado una maniobra presentando al Congreso (Parlamento) una versión ligeramente endulzada de la contrarreforma del ministro Paulo Guedes. Esto no disminuyó la determinación de los trabajadores y los jóvenes, lo que llevó a Wagner Freitas, secretario de la Central Única de Trabajadores (CUT), a declarar que estas enmiendas « no cambiaron nada »

El carácter masivo de la huelga se expresó en el cierre total del transporte y en muchos sectores de la economía. Así, 

algunas fábricas del « ABC », la periferia industrial de Sao Paulo, estaban en huelga al 98%. La juventud estudiantil y los enseñantes, movilizados con sus organizaciones los días 15 y 30 de mayo contra la fuerte reducción del presupuesto de educación pública, se unieron a los trabajadores en la huelga general. 

En todas las manifestaciones, la exigencia de retiro de la reforma de la Prêvidencia al lado de la consigna « ¡Fora Bolsonaro!” (¡Fuera de Bolsonaro!), mientras que miles de manifestantes portaban retratos de Lula. El 10 de junio, la revista de investigación estadounidense The Intercept publicó documentos confidenciales que prueban que fue para evitar que Lula representara al Partido de los Trabajadores de Brasil (PT) en las elecciones presidenciales de octubre de 2018 que el aparato judicial y policiaco corrupto lo hizo condenar y lo envió a la cárcel en abril de 2018. « ¡Hicieron fraude en las elecciones … no toquen a nuestras jubilaciones! », era el título del periódico Resistir publicado la víspera la huelga. 

La huelga general del 14 de junio en Brasil es un acontecimiento importante en la lucha de clases internacional. Recuerda que la clase obrera brasileña, después de la « derrota sin combate » que sufrió en las elecciones presidenciales de octubre de 2018, que vio la victoria de Bolsonaro, ahora está retomando la iniciativa. 

La fuerza de su movilización ya ha impuesto consignas precisas: el retiro de medidas contra trabajadores y contra la juventud y segmentos de unidad con organizaciones. También expresa la necesidad de acabar con Bolsonaro y su gobierno. Un gobierno ultra minoritario que llegó al poder a través del fraude, confiando en las instituciones corruptas heredadas de la dictadura militar (1964-1985)* y subordinadas a Washington. También en Brasil, esto pone a la orden del día la Asamblea Constituyente Soberana para eliminar estas instituciones y restaurar la soberanía.  

Corresponsales 

* Instituciones que nunca han sido desmanteladas, incluso cuando el PT estuvo en el poder desde 2003 hasta 2016