INDIA «Este fue uno de los principales fracasos del gobierno de derecha de Modi durante la pandemia» Entrevista a Milind Ranade

Barredoras de calles en Mumbai.

Milind Ranade, es dirigente del sindicato más importante de trabajadores del agua y la basura en Maharashtra, un Estado de la India occidental. La mayoría de los adherentes del sindicato son migrantes y todos pertenecen a la casta inferior de los Dalits, antiguamente llamados intocables. Organizar a estos trabajadores casi analfabetos, empleados de varios municipios del Estado, fue una tarea titánica. Este combate se inició en Mumbai y se extendió a otras ciudades como Thane, Navi Mumbai, Nashik, Panvel, Badlapur, etc. El municipio de Mumbai había recurrido a muchos jornaleros para que recolectaran y transportaran la basura que los camiones debían descargar en vertederos ubicados en suburbios lejanos. Algunos asalariados fueron responsables de la limpieza de calles y del alcantarillado. Durante la pandemia de Covid-19, estos trabajadores fueron combatientes de primera línea en las áreas más afectadas de la ciudad de Mumbai.

Nambiath Vasudevan entrevistó a Milind Ranade.

NV: Camarada Milind, ¿puede describir brevemente su organización, el Sindicato de Empleados Municipales de Maharashtra?

MR: Al finalizar mis estudios universitarios, me involucré en la acción política en el seno de un partido local, el Partido Lal Nishan Party (el partido de la bandera roja, un grupo comunista) para el cual era imperativo organizar a los trabajadores no sindicalizados. En 1996, junto con un grupo de colegas, Deepak Bhalerao, Shivaji Pawar, Vijay Dalv, decidimos organizar a los trabajadores del agua y de la basura contratados por contrata, (es decir jornaleros) a las 7 de la mañana y fue entonces a esa hora que debíamos ir a diferentes lugares para hablar con ellos y conocer sus salarios y condiciones laborales. Se mostraron reacios a darnos información. Nos tomó varios meses construir un sindicato de trabajadores de la recolección de basura con el nombre de Kachara Vahatuk Shramik Sangh (KVSS) (Sindicato de trabajadores del transporte de basura). No existía ningún documento que acreditara que tenían un contrato de trabajo. El sindicato tuvo que luchar duramente para que se reconocieran sus derechos como trabajadores jornaleros. Durante este combate, debimos enfrentarnos a los secuaces de las empresas subcontratistas por un lado y a las enfurecidas autoridades de la ciudad de Mumbai por el otro. Para estos trabajadores, no había registro de asistencia, ni nómina, ni seguridad social. No se respetó ningún principio. Se les pagaba muy por debajo del salario mínimo obligatorio. Observamos una colusión entre los subcontratistas y los funcionarios electos del municipio en cuestión. El sindicato denunció la explotación y exigió que los pagos se hicieran a través de los bancos. Hemos librado una larga batalla para que los empleados tengan agua potable, comedores, baños, ropa de trabajo y calzado de seguridad. Así fue como se creó el sindicato Kachara Vahatuk Shramik Sangh (KVSS) en 1996. Pero para extender su campo de acción a otras ciudades (él solamente estaba reconocido en la ciudad de Mumbai), fue hacia 2011 que fundamos un nuevo sindicato llamado Maharashtra Municipal Kamgar Union. Tenemos la intención de fusionar Kachara Vahtuk Shramik Sangh (KVSS) y la Unión Municipal Kamgar de Maharashtra (MMKU). Queremos que MMKU sea la única organización de trabajadores contratados para el municipio de Mumbai y los municipios del Estado de Maharashtra.

NV: Usted ha estado implicado en una larga batalla judicial en varios tribunales para asegurar el empleo de trabajadores jornaleros. ¿Cuál es hoy la situación?

MR: El municipio tiene, en sus efectivos, permanentemente, 28 000 trabajadores asalariados de agua y saneamiento, quienes reciben salarios que cumplen con los estándares gubernamentales y los acuerdos con estos sindicatos de trabajadores.

Los sindicatos de estos trabajadores permanentes no formulan reivindicaciones para los trabajadores jornaleros y tampoco han querido reclutarlos en su sindicato. Razón por la cual el KVSS se formó como un sindicato diferente. Los asalariados permanentes ganaban hasta cinco veces más que los trabajadores jornaleros, que constituyen una mano de obra realmente barata, mismo si hacen el mismo trabajo. La Corte Suprema de India había dictaminado en otro caso que este tipo de discriminación era ilegal. El municipio decidió entonces negar la existencia de los jornaleros. Para engañar a las autoridades, el municipio de Mumbai comparó a los jornaleros con benévolos voluntarios y a las empresas subcontratistas las comparó con ONG con un sistema de licitación para servicios a muy corto plazo: 92 días o 7 meses – proporcionados por los voluntarios y las ONG. Pero logramos obtener una medida cautelar del Tribunal que estipulaba que incluso en el caso de un cambio de subcontratista, los asalariados tenían que seguir trabajando para el nuevo prestatario de servicios. Los sueldos fueron denominados « comisiones ». Con grandes dificultades pudimos establecer que eran « empleados » y que en realidad trabajaban para el municipio. En India, los procesos judiciales duran mucho tiempo. En el caso de los Tribunales de primera instancia, nos tomó 7 años ganar; 2 años en el Tribunal Superior de Bombay y un año en el Tribunal Supremo de Delhi. Nos tomó 10 años obtener una sentencia a nuestro favor del Tribunal más alto del país, la Corte Suprema. Dijo que 2 700 trabajadores serían contratados de forma permanente por el municipio. Sin embargo, la saga de nuestra lucha no ha terminado. Las diferencias en la ortografía de los nombres [de los trabajadores -ndlt] u otras razones tontas se utilizaron como excusas para no atribuir un trabajo permanente. En India, dependiendo de la región de origen, la pronunciación varía y, por lo tanto, quienes hablan otro idioma registran los nombres con la ortografía que creyeron escuchar y, por lo tanto, los nombres se pueden escribir de diferentes maneras, por ejemplo, Dilip puede ser escrito Dileep. Por esta razón, solamente 300 trabajadores de 2 700 obtuvieron un empleo permanente. Luchamos durante 2 años para llegar a 1,100, De tal suerte a la fecha son 1 400 empleados los que han obtenido estatus permanente a partir de 2006. Seguimos luchando por los 1 100 restantes.

NV: ¿Puede decirme cuántos trabajadores tienen trabajos fijos en su sector municipal y cuántos todavía son jornaleros?

MR: En Mumbai, 28 000 tienen trabajos permanentes, 6.500 son trabajadores jornaleros. Hasta ahora hemos tenido dos victorias. Un primer grupo de 1.240 trabajadores que trabajaban desde 1990 obtuvo la garantía de empleo mediante un acuerdo tripartito, producto de una larga lucha, incluida una batalla legal en 2003. Otro grupo de 2 700 trabajadores que había comenzado a trabajar en 2004 pudieron obtener un puesto permanente el 7 de abril de 2017 por orden de la Corte Suprema. 1 400 de los 2 700 fueron integrados como empleados fijos a partir de 2006. Los restantes 1100 también serán integrados en los próximos meses.

NV: Mumbai es uno de los sectores más afectados por la actual pandemia de Covid-19 en India. ¿Los miembros de su sindicato están involucrados de alguna manera en tareas de higiene y salubridad con las poblaciones afectadas por el virus?

MR: Por supuesto, nuestros miembros que aún son jornaleros son solicitados para trabajar en las áreas más afectadas. Dado que no son empleados permanentes del municipio de Mumbai, no se les proporcionó ningún equipo de protección personal (EPP). Los exigimos obstinadamente para que los recibieran, solamente se les ha entregado un tapaboca de tela y les pidió que se lo llevaran a su casa para lavarlo y reutilizarlo al día siguiente. No estuvimos de acuerdo, ya que el protocolo médico anunciado por el gobierno se opone a tales prácticas. Posteriormente, logramos que se asignara los tapabocas necesarios.

NV: ¿Sabe si algún trabajador ha sido contaminado?

MR: Más de 65 miembros de nuestro sindicato han contraído el coronavirus. Obtener que tengan atención médica se sumó a nuestros problemas. Siete miembros del sindicato perdieron la vida entre mayo y julio. Nuestros miembros han trabajado, en las peores condiciones, sin equipo de protección durante años, y por esta razón quizás pudieron haber fortalecer su sistema inmunológico. Como resultado, el número de muertes e infecciones es bajo entre ellos a pesar de haber trabajado continuamente durante el confinamiento.

NV: ¿Qué pasa con la compensación para las familias de los trabajadores que han perdido la vida debido al coronavirus?

MR: Este es ahora otro caso de conflicto. Nuestro sindicato ha exigido que se indemnice a las familias de los trabajadores fallecidos con 5 millones de rupias (75.000 dólares, 60.000 euros), como había dicho el señor Modi, el Primer ministro, pero en realidad todas las demandas de indemnización de este tipo no son aceptadas por razones técnicas.

NV: El confinamiento fue impuesto en todo el país desde el 24 de marzo hasta mayo. Luego fue prolongado. Incluso hoy no está completamente suprimido. ¿De qué manera la situación de los trabajadores en Inda se ve afectada por el confinamiento?

MR: Los trabajadores sufrirán durante mucho tiempo los efectos del confinamiento. Desde el 25 de marzo día del confinamiento, sin ninguna preparación, los trabajadores pagados por la jornada perdieron su sustento. Millones de trabajadores han perdido sus puestos de trabajo. Esto se aplica a aquellos en Mumbai que eran de otras partes del Estado y a los de otros estados. Como el gobierno no ofreció transporte a los trabajadores que deseaban regresar a sus aldeas, tuvieron que caminar cientos y miles de kilómetros para regresar a sus hogares. El cierre fue tan brutal que los trabajadores se vieron repentinamente privados de sus puestos de trabajo y no pudieron mantenerse a sí mismos en ciudades donde el costo de vida es muy alto. No fue solamente la falta de comida, de vivienda y el miedo al virus lo que los obligó a regresar a casa a pie, sino también la impaciencia por reunirse con sus seres queridos en sus pueblos. Este fue uno de los principales fracasos del gobierno de derecha de Modi durante la pandemia y demostró cuán indiferente era el gobierno ante la difícil situación de las masas trabajadoras.

NV: ¿De su punto de vista cuál es la evaluación de la situación de los obreros durante y después del Covid-19?

MR: El gobierno federal en Delhi eliminó las disposiciones favorables a los trabajadores en el Código de Trabajo actual e introdujo nuevas condiciones a favor de los patrones con el pretexto de Covid-19: los trabajadores ya no tienen autorización para manifestar en las calles. Esto tendrá un gran impacto en los trabajadores y sus organizaciones. Los sindicatos han expresado su oposición. Tendremos que organizar una agitación para preservar nuestros logros pasados y promover nuestra lucha por la justicia. Todos los cambios anti-obreros en las leyes laborales han sido oficialmente destinados a « hacer que la economía sea más flexible », pero en efecto, estos cambios están destinados a « facilitar la explotación ».