ESTADOS UNIDOS “La necesidad de una política independiente se resiente fuertemente” Entrevista con Clarence Thomas, antiguo presidente de la sección local 19 del sindicato de estibadores de la costa Oeste de los Estados Unidos.

¿Puedes hablarnos sobre el 19 de junio, fecha conmemorativa de la abolición de la esclavitud- y sobre la huelga de estibadores en toda la costa Oeste de los Estados Unidos, así como de la manifestación que se inició en el puerto de Oakland ese día?

Clarence Thomas: El conjunto de los veintinueve puertos de la costa Oeste, incluido el puerto de Vancouver en Canadá, quedó paralizado por la huelga durante ocho horas para conmemorar la emancipación de los negros estadounidenses reducidos a la esclavitud. Los trabajadores y los jóvenes salieron a las calles, en masa, mucho más allá de nuestras expectativas. Algunos hablan de 25,000 participantes. Muchos sindicatos, como el Local 1021 del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), se unieron a nuestra campaña.

Durante el mitin, uno de los oradores subrayó la importancia histórica de nuestra acción cuando citó al Dr. Martin Luther King, quien, hablando en una reunión de nuestro sindicato de estibadores, el International Longshore and Warehouse Union (ILWU) a mediados de la década de 1950 dijo: « El movimiento negro y el movimiento sindical tienen mucho en común », y agregó: « No es la ‘pretendida ética protestante’ la que creó la riqueza y el poder de esta nación es la esclavitud”.

Dirigiéndose al mitin este19 de junio, Willie Adams, primer presidente negro de ILWU, prometió que el sindicato continuará apoyando la lucha contra la brutalidad policial. Adams dijo:

« Esta manifestación sigue de cerca la manifestación del 9 de junio durante la cual el sindicato de estibadores de la costa Oeste, ILWU, organizó la huelga durante 8 minutos y 46 segundos (el tiempo de la agonía de George Floyd, asesinado por un Oficial de policía de Minneapolis, 25 de mayo -ndlr) para conmemorar la memoria de George Floyd, uniendo así su voz a todas esas que se elevaron contra las brutalidades policiacas y el racismo sistémico”

¿Cómo fue posible organizar una manifestación y un mitin que reuniera a tanta gente en tan poco tiempo?

El Comité organizó una gigantesca caravana de automóviles, la manifestación y el mitin para poner fin al terror policial y al racismo institucional. Este comité reúne a representantes de sindicatos y organizaciones populares de los oprimidos. Establecer esta alianza con nuestros socios de organizaciones populares fue esencial para el éxito de nuestro evento.

Para dar un ejemplo, la ruta de nuestra manifestación incluyó un alto a las puertas de la sede de la policía de Oakland. Militantes de organizaciones populares, incluidos ex presos políticos, tomaron la palabra y describieron los procedimientos de la policía de Oakland. Miles de voces corearon « ¡Sin justicia, no hay paz! ¡No a la policía racista! ». Mensaje claro: ¡no al dinero para la policía!, ¡el dinero para nuestros barrios!

Entre sus reivindicaciones del 19 de junio está la demanda de acabar con la privatización del puerto de Oakland. ¿Puedes hablarnos sobre este combate?

Las secciones de ILWU del Área de la Bahía han lanzado la formación de una amplia coalición, la East Oakland Stadium Alliance, para evitar la privatización de la terminal Howard en el puerto de Oakland, el primer paso hacia la privatización de todo el puerto.

John Fisher, propietario del equipo de béisbol de Oakland A’s, quiere construir un nuevo estadio para su club en la Terminal Howard. Su plan prevé viviendas de lujo, centros comerciales y restaurantes. El puerto se convertiría en el embarcadero de San Francisco, donde solamente quedan dos terminales, la No. 27 y la No. 35. Miles de empleos de estibadores y otros trabajos donde los trabajadores pueden sindicalizarse desaparecerían. Además, miles de familias negras serían expulsadas de los barrios del Oeste de Oakland siendo objeto de una ofensiva masiva de rehabilitación urbanística.

Por nuestra parte argumentamos que el club A’s debe permanecer en los barrios del Este de Oakland.

El Partido Demócrata es uno de los principales obstáculos, sin mencionar los sindicatos que siguen vinculados a él. Se han unido con promotores inmobiliarios y a los industriales de la construcción para hacer realidad este plan neoliberal patronal y racista. Con el ILWU, nos adherimos a la consigna de la Marcha de un millón de trabajadores (que había reunido a los manifestantes en Washington, en octubre de 2004, a petición de muchas organizaciones obreras y negras – ndlr): « Nos movilizamos por nosotros mismos”. No permitimos que ningún político hablara en nuestra reunión, mismo si habíamos recibido muchas solicitudes, provenientes de muy alto nivel. Nadie puede hablar por nosotros.

Formas parte de Labor & Community for a Independent Party (coalición de militantes obreros y negros por un partido independiente, fundado en los sindicatos y rompiendo con los Demócratas y los Republicanos -ndlr). ¿No es necesario proyectar la lucha contra la privatización del puerto de Oakland en la escena política con candidatos independientes apoyados por sindicatos y organizaciones populares?

Absolutamente. Existe una fuerte necesidad de una política independiente. Fue nuestra manifestación el 19 de junio que defendió el puerto de Oakland de la manera más fuerte y militante. Pero no llegaremos a ningún lado si continuamos luchando con una mano atada a la espalda. Debemos presentar nuestros propios candidatos para defender este combate. Hay que batir el hierro mientras está caliente.

Entrevista realizada el 22 de junio de 2020 por Alan Benjamin, para el suplemento semanal del periódico The Organizer y para La Tribune des travailleurs