ESTADOS UNIDOS “¡Ni una gota de sangre para los intereses capitalistas!”

Entrevista con Ajamu Baraka, responsable nacional de la Alianza Negra para la Paz
en los Estados Unidos, realizada el 26 de enero de 2020 
por Alan Benjamin, miembro del comité de redacción de The Organizer

Pregunta: ¿Podrías hablarnos sobre la Jornada de Acción Mundial el 25 de enero y explicarnos las razones por las cuales la Alianza Negra por la Paz no solamente participó, sino que también desempeñó un papel preponderante en este movimiento de protesta contra la guerra?

Ajamu Baraka: Fue extremadamente positivo que decenas de miles de personas salieran a las calles de los Estados Unidos para expresar su oposición a la guerra contra Irán lanzada por el Partido Republicano dirigido por Donald Trump, pero también por Demócratas que, a pesar de expresar preocupación respecto de la conducta, las declaraciones y acciones de Trump contra Irán, siempre han sido firmes partidarios de la guerra sin fin del imperialismo estadounidense.

En todo el país la gente ha manifestado para decir: « ¡NO a la guerra de Estados Unidos contra Irán! » -NO en particular a las sanciones de Estados Unidos contra Irán que asesinan a mujeres y niños iraníes todos los días- y exigir que el gobierno de Estados Unidos retire todas sus tropas del Medio Oriente.

En todos los mítines, los oradores han denunciado el hecho de que Estados Unidos se había convertido en un Estado de bandoleros (de hecho, siempre lo ha sido, pero hoy día es más cierto que nunca) después la decisión del Parlamento iraquí de exigir que las tropas estadounidenses sean retiradas de su territorio. Como única respuesta la negativa de los Estados Unidos de acatar las decisiones del parlamento iraquí, lo cual significa que los 5000 hombres de la tropa implicada en Irak serían ahora criminales de guerra en caso de lanzar la mínima medida militares contra el pueblo iraquí.

Black Alliance for Peace se enorgullece de haber estado a la vanguardia de los preparativos para esta Jornada de Acción. Sabemos que, para ser eficaz, esta resistencia debe poder contar con  puntos de apoyo sólidos, y uno de esos puntos de apoyo determinantes para la resistencia antiimperialista en los Estados Unidos es la comunidad afroamericana.

Es por esto que durante los últimos dos años y medio que acaban de pasar hemos utilizado, para fortalecer este punto de apoyo, con miras a revitalizar y restaurar el conjunto de los movimientos anti guerra y antiimperialistas en los Estados Unidos.

Pregunta: Puedes hablar sobre la guerra que está teniendo lugar aquí en los Estados Unidos contra el pueblo negro, y las razones por las cuales este problema es fundamental para la construcción de la respuesta de un movimiento contra la guerra, pero también contra el sistema económico, el sistema capitalista, que cada día engendra más guerras, destrucción, racismo, explotación y otros infortunios.

Ajamu Baraka: Parte de nuestra misión como internacionalistas negros antiimperialistas es en realidad establecer los vínculos entre la planificación de la guerra por imperialismos de Europa occidental y de los Estados Unidos, y la guerra lanzada contra la clase obrera negra – y contra la clase obrera en general – en los Estados Unidos.

La guerra sin fin exige que obtengan el apoyo de la opinión pública y al mismo tiempo derroten a todas las fuerzas que se oponen a sus planes, sean cuales sean. Este es el origen de la creciente represión del Estado, particularmente en contra de los trabajadores negros y de color en los Estados Unidos.

Varias agencias gubernamentales organizan la militarización de las fuerzas policiales en todo el país. Se asiste a una aceleración de la capacitación de la fuerza policial de los Estados Unidos por parte del gobierno israelí. Creemos que es importante que la gente sea conscientes de estos hechos y establezcan la conexión entre lo que está sucediendo en nuestro país y la perspectiva de una guerra sin fin a nivel mundial. Para los pueblos africanos, en particular, esto significa establecer el vínculo entre las guerras estadounidenses iniciadas en el continente africano y la creación y desarrollo de un Alto Comando estadounidense en África.

Consideramos que la lucha contra la guerra es una cuestión vinculada a la opresión nacional, como por supuesto a la cuestión de la opresión de clase. Les decimos a nuestros amigos y colegas, y a nuestro pueblo: ¡ni una gota de la sangre de los trabajadores y los pobres para defender los intereses de la oligarquía capitalista!

Pregunta: Con respecto a la lucha contra el imperialismo en otra región, muchos de nosotros nos inquietamos por la escalada de la agresión contra el gobierno democráticamente elegido de Maduro en Venezuela, agresión a la cual el Partido Demócrata está dando su pleno apoyar. Tú sigues de cerca los acontecimientos en Venezuela. ¿Crees que la amenaza contra Venezuela está aumentando, especialmente en este año que se realizarán elecciones?

Ajamu Baraka: Black Alliance for Peace se ha expresado muy claramente sobre la situación en Venezuela. Hemos emitido varios comunicados de prensa y hemos estado a la vanguardia de las manifestaciones contra los planes del imperialismo para ese país.

Consideramos que Venezuela está sometida a una amenaza constante. De hecho, esta amenaza aumentó con el viaje a Europa de Juan Guaidó, el supuesto presidente que se reunió con los jefes de Estado europeos en Davos. Creo que podría haber otro intento de llevar este títere de derecha al poder en Venezuela.

También tenemos muy clara nuestra tarea esencial de educar a los trabajadores en los Estados Unidos, especialmente a nuestros hermanos negros, con respecto a la realidad en Venezuela y los esfuerzos de los dos partidos gobernantes en nuestro país para desestabilizar a Venezuela.

Una de las principales comunidades que han apoyado el movimiento bolivariano son los negros. También notamos que 40 000 personas murieron en Venezuela como resultado de las sanciones, y que un porcentaje desproporcionado de ellas eran negras.

También decimos que los políticos en los Estados Unidos que afirman que « la vida de los negros cuenta » y que hay que acabar con la violencia policial son hipócritas si apoyan el golpe de Estado orquestado recientemente por los Estados Unidos en Bolivia, o la guerra y las sanciones en curso en el Medio Oriente, o la intervención estadounidense en Venezuela, o los ataques contra Libia. Explicamos a los negros que estas personas no son nuestros amigos, sino nuestros enemigos.

Pregunta: ¿Puede decirnos unas palabras sobre la Conferencia Nacional de la Coalición Nacional Unida contra la Guerra (UNAC) en preparación y los esfuerzos para defender a los cuatro protectores de la embajada de Venezuela, que ahora están acusados de ser criminales?

Ajamu Baraka: La coalición de la UNAC, de la cual soy un miembro dirigente, está organizando una conferencia nacional en Nueva York del 21 al 23 de febrero. Uno de sus ejes esenciales será el fortalecimiento del aspecto antiimperialista de nuestro movimiento contra la guerra.

Ponemos el acento respecto de las amenazas contra Venezuela y la defensa de los protectores de la embajada de Venezuela, que ocuparon la embajada de Venezuela durante 37 días para protegerla de un intento de golpe de Estado organizado por conspiradores bajo las órdenes del llamado presidente Guaidó. Estos cuatro militantes han sido atacados por la policía, arrestados y ahora amenazados de duras condenas. Trump bien puede intentar dar un ejemplo, y cada uno de ellos está amenazado con un año de prisión y una multa de $ 100 000 dólares.

El 29 de enero se celebra una audiencia preliminar y el juicio tendrá lugar el 11 de febrero. Estos 4 militantes necesitan apoyo financiero para su comité de defensa. Hacemos un llamado a vuestros lectores para que hagan una donación directamente en su sitio web: defendembassyprotectors.org.

Para obtener más información sobre lo que hacemos, pueden ir a blackallianceforpeace.com.

Pregunta: ¿Quieres agregar algo?

Ajamu Baraka: La situación es muy difícil, pero somos relativamente optimistas porque sabemos que las contradicciones se están profundizando. Sabemos que el poder del Estado es cada vez más agresivo. Pero sólo hay una salida, ya sea en nuestro país o en el mundo, es el establecimiento de un poder del pueblo, realmente independiente para que podamos transformar el mundo.

No hay otra vía Las contradicciones entre los intereses del capitalismo mundial y los intereses colectivos de la humanidad colectivamente son un pozo sin fondo.

La única solución, ante estas contradicciones irreconciliables, es un movimiento revolucionario radical mundial.