BRASIL Huelga masiva de docentes y alumnos

Cientos de miles de huelguistas respondieron al llamado de los sindicatos el 15 de mayo en las escuelas, los institutos y universidades brasileñas. Invadieron las calles de más de 200 ciudades del país (foto) en contra de las brutales medidas que acaba de anunciar el gobierno de Bolsonaro: reducción el presupuesto de educación pública de un 30%, recortes masivos a las becas de doctorado y maestría. 

Cinco meses después de su elección, Bolsonaro enfrenta hoy una moviliza- ción sin precedentes que se suma a la de la reforma de las jubilaciones. Todas las centrales sindicales lanzaron, el 1 de mayo, una convocatoria de huelga general para el 14 de junio, para el retiro de la reforma de las jubilaciones. 

Cientos de miles de huelguistas respondieron al llamado de los sindicatos el 15 de mayo en las escuelas, los institutos y universidades brasileñas.

Las odiosas declaraciones de Bolsonaro contra los huelguistas, tratando a los manifestantes de « imbéci- les e idiotas  » y las manifestaciones « tontamente manipuladas », probable- mente no frenen el juego. « La oposición al gobierno adopta un giro cada vez más político y de masa », constata el sociólogo académico Emir Sadir, cronista de la revista Brasil 247. 

¿Cómo infligir una derrota en Bolsonaro? En el mitin de huelguistas, los activistas que difunden el Jornal Resistir hicieron circular un volante que concluye de la siguiente manera: « Por nuestra parte, creemos que la solución está en la constitución, en todas partes, de comités por la huelga general, en el lugar de trabajo, en los barrios, en las escuelas y universidades, y en todas partes. Las asambleas generales por empresa y servicio pueden fomentar el establecimiento de dichos comités. Los profesores y los estudiantes pueden invitar a los padres a unirse a ellos. En las universidades, por ejemplo, se pueden formar « brigadas para la huelga general » para organizar asambleas, giras, reuniones de ciudad en ciudad para informar, convocar y organizar asambleas de huelga para la 14 junio La huelga general debe ser construida por la clase obrera y los propios jóvenes. Esta es la condición para derrotar al gobierno de Bolsonaro-Mourão e imponer el retiro del proyecto de reforma de las jubilaciones (PEC06 / 2019), recuperar los subsidios públicos a las universidades, poner fin a la privatización e impedir que el país camine hacia desastre ».  

Corresponsal 

Oído… en un autobús bloqueado por las manifestaciones en São Paulo 

Renata, al regresar de la manifestación, cuenta que: « Tomé el autobús alrededor de las 5:30 p.m. y llegué a casa a las 9 p.m. la manifestación había bloqueado todo”. Recortes de presupuesto en educación, futuro de los niños: la discusión comenzó rápidamente con otros pasajeros. La señora sentada a mi lado es miembro de un grupo, « Lotus Flowers », que se describe como un grupo de « mujeres resistentes ». Fueron dos veces a Curitiba, la ciudad donde está encarcelado Lula (líder del Partido de los Trabajadores), para participar en el mitin permanente para su liberación. Me muestra fotos, que recuerdan el momento en que las milicias de la extrema derecha incendiaron uno de estos campamentos en los que dormían mujeres y niños. Ella estaba en la manifestación de 150,000 en la Avenida Paulista (la avenida principal de São Paulo). La joven junto a nosotros no estaba allí, es un poco tímida y fue sólo después de un rato cuando dijo: « Es injusto lo que le hacen a Lula. Sube un viejo caballero. Me pregunta de dónde vengo. Le respondo: « La manifestación en la avenida Pauliste. Está de acuerdo: « Estos recortes presupuestarios son absurdos cuando se ve toda esta riqueza circulando por todo el país. Bolsonaro gobierna solamente para los grandes terratenientes y el sector financiero”. Él me explica que, a esta hora tardía, y aunque está jubilado, es justo la hora de la que está saliendo del trabajo. ¡“No quiero esta vida para mis nietos”! Un poco más lejos, una chica se sube al autobús. « Espero que no tengas prisa », le dijo el chofer. Ella se ríe y todos los pasajeros del autobús se echaron a reír con ella. Conversé con gente sencilla, descontenta por la situación. Y durante unas horas, mi autobús se convirtió en una extensión de la Avenida Pauliste.  

... en un bistro al final de la manifestación 

Carminha dice: « La televisión está encendida, conectada a GloboNews. El presentador anuncia que, ha habido manifestaciones masivas como en São Paulo en 26 Estados. La televisión mostró en vivo un cortejo que creo que era el de Río de Janeiro”. Fue entonces cuando todo el bar-café aplaude y grita ¡Ele não! (No él, es decir, Bolsonaro). Y, todos comienzan a palmear sobe las mesas al ritmo de una « batucada » (batería de carnaval) ¡Ele não! ¡Ele no! 