¡ Publicación de todos los expedientes de la policía y del fiscal del distrito ! ¡ Liberación inmediata de Mumia Abu-Jamal !

El Comité Obrero Internacional fue solicitado por los iniciadores de este nuevo llamamiento por la liberación de Mumia Abu-Jamal. Daniel Gluckstein y Nambiath Vasudevan por supuesto respondieron favorablemente a esta iniciativa. Os invitamos a asociarse a él y darlo a conocer.


Mumia xl

9 de Diciembre de 2017

A:

Tom Wolfe, Gobernador de Pensilvania

Larry Krasner, Procurador del Distrito de Pensilvania

De parte de los y las que en todos los países se preocupan
del destino de Mumia Abu-Jamal

LLAMAMIENTO

POR LA PUBLICACION DE LOS EXPEDIENTES DE LA POLICIA Y DEL PROCURADOR DEL DISTRITO CONCERNIENDO EL ASUNTO MUMIA ABU-JAMAL

POR LA LIBERACION INMEDITA DE MUMIA ABU-JAMAL

Los abajo firmantes, a título personal, y como miembros de organizaciones de todos los países que se preocupan en todo lo que conciernen los Derechos Humanos, llamamos vuestra atención sobre un ejemplo flagrante de violación de Derechos Humanos en vuestras respectivas jurisdicciones: el caso Mumia Abu-Jamal. Más precisamente llamamos a cada uno de ustedes que por vuestra función tenéis el poder de decidir sobre el destino de Mumia Abu-Jamal, a:

  1. Garantizar que se proceda a la publicación de todos los expedientes en posesión de la policía y del Procurador del Distrito relativos al asunto Mumia Abu-Jamal puesto que el Tribunal de Primera Instancia de Pensilvania debe reexaminar la posible implicación del juez de la Suprema Corte Ronald Castille, jubilado, en un conflicto de intereses cuando instruía el caso de Mumia Abu-Jamal como juez de la Suprema corte de Pensilvania.
  2. Liberar de prisión inmediatamente a Abu-Jamal. Teniendo en cuenta la inmensa cantidad de pruebas de su inocencia y sobre todo de pruebas de faltas graves cometidas por la policía, el Ministerio Público y la Justicia sobre su injusto encarcelamiento, del cual más de treinta años pasados en el corredor de la muerte, de dos ejecuciones programadas y anuladas, del retardo para su tratamiento de la hepatitis C que provocó una cirrosis poniendo su vida en peligro, nosotros demandamos la liberación inmediata de Mumia Abu-Jamal.

PRESENTAMOS A CONTINUACION UN RESUMEN DEL CASO Y ANALICEMOS LA SITUACIÓN RESPECTO DE LOS ACONTECIMIENTOS RECIENTES

Mumia Abu-Jamal es un prisionero político estadunidense conocido en todo el mundo. Su aguda crítica sobre las desigualdades raciales y la brutalidad del dominio de los Estados Unidos le ha valido muchos homenajes (nombres de calles y de ciudades llevan su nombre y ha sido hecho, entre otros, ciudadano de honor de la ciudad de París). En el inicio, Abu-Jamal estuvo en la lista del FBI, de su celebre programa de contraespionaje concebido y aplicado por J. Edgard Hoover, lista de individuos que debían ser “vigilados” y “neutralizados”, – dicho en otros términos asesinados -, en ese entonces él tenía 15 años, era el portavoz del partido de los Black Panthers (Panteras Negras). A los 26 años, era un periodista radiofónico que había recibido muchos premios y beneficiaba de una gran audiencia, calificado de “voz de los sin voz”, defendiendo abiertamente la organización MOVE así como otras organizaciones e individuos que estaban en la mira del FBI.

El 9 de noviembre de 1981, durante una altercación callejera, Abu-Jamal fue seriamente herido de bala y golpeado y después acusado de haber matado al policía Daniel Faulkner y en un simulacro de proceso fue condenado a muerte. Abu-Jamal es inocente. La Orden Fraternal de la Policía (FOP) y esos que aportan su apoyo político y financiero a esta organización no han cesado de reclamar la muerte de Abu-Jamal y consideran su supervivencia como un crimen.

La impugnación de la condena de Abu-Jamal sobre la base del derecho revela la injusticia estructural del sistema de injusticia criminal de los Estados Unidos. La policía y el Ministerio Público crearon completamente todas las pruebas de la culpabilidad de Mumia: las pruebas balísticas eran falsas, los testigos se vieron obligados a mentir, la pretendida confesión fue fabricada. Las pruebas de la inocencia de Abu-Jamal eran conocidas por la policía en el propio lugar del incidente. La policía sabía fue otra persona y no Abu-Jamal quien apuntó y disparó contra el policía Faulkner. Muchos testigos vieron huir de la escena del crimen al probable pistolero. El derecho a un trato justo y a un justo proceso fue negado: éstos implicaban un jurado seleccionado por fuera de toda discriminación racial, el derecho a un abogado escogido por el inculpado, su derecho a asegurar su propia defensa, el derecho a tener los medios para increpar los argumentos de la acusación y hacer descansar sobre ésta el pedo de la prueba más allá de toda duda razonable.

La acción de la policía y del Ministerio Público no marcó ni el inicio ni el fin del montaje contra Abu-Jamal. Es un hecho cada vez más reconocido que el sistema de encarcelamiento estadunidense y sus jueces actúan según prejuicios fundados sobre la clase, la raza, lo cual explica el encarcelamiento masivo que constatamos en los Estados Unidos. El juez que tiene a su cargo el proceso y del seguimiento de la condena era el tristemente célebre juez Albert Sabo, apodado “el rey de la pena de muerte”, puesto que hizo aplicar la pena capital a más condenados que cualquier otro juez haya aplicado en todos los Estados Unidos. Como juez encargado del proceso y del recurso de apelación después de la condena. Sabo, a pesar de que muchos expertos jurídicos hayan denunciado la particularidad de sus prácticas y decisiones, se negó a todo cuestionamiento de la condena de Abu-Jamal entre 1982 y 1997.

En 2002, una periodista judicial revela que a principios de 1982 ella había escuchado cuando el juez Sabo dijo a otro juez que él iba a “ayudarlos para hacer freír a ese negro”. La revelación del racismo grotesco del que hizo prueba sin ambigüedades el juez Sabo fue considerada fuera de tema por la juez Pamela Dembe. Mismo si sabía que los propósitos de Sabo eran odiosos, ella afirmaba que, non obstante él había dado pruebas de justicia y no había manifestado ningún prejuicio racial.

La juez Dembe decretó por otra parte que la declaración de un hombre que había jurado que él mismo y no Abu-Jamal había disparado contra el policía Faulkner causando su muerte, no debía ser escuchado por el tribunal. En 2003, La Suprema Corte de Pensilvania confirma estas decisiones y niega un nuevo proceso a Abu-Jamal.

Luego de haber hecho fracasar dos órdenes de ejecución en 1995 y en 1999 y esto gracias a una poderosa movilización internacional y haber pasado a la fecha treinta y seis años en la prisión, de los cuales casi treinta años en el corredor de la muerte, Abu-Jamal continúa combatiendo contra su condena, con un amplio apoyo popular a nivel internacional, que va de los Estados Unidos a Europa, pasado por América Latina, Japón y África del Sur.

En diciembre de 2001, un juez federal decreta que la condena a muerte de Abu-Jamal era ilegal. Pero Abu-Jamal continúa encerrado en su celda de aislamiento en el corredor de la muerte durante diez años suplementarios, mientras que el procurador, en dos ocasiones, hizo recurso de apelación ante el Tribunal Federal de Apelación y también dos veces ante la suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos. Después del fracaso de la tentativa del procurador del distrito ante los Tribunales para restablecer la condena de muerte, Abu Jamal sale del corredor de la muerte en diciembre de 2011. El procurador de Filadelfia condena a Abu-Jamal a cadena perpetua, sin posibilidad de recurso de apelación ni de liberación condicional. Una condena a pena de prisión perpetua sin posibilidad de liberación condicional es una condena a la muerte a fuego lento en prisión.

Posteriormente el FOP trató en varias oportunidades de impedir a Abu-Jamal a publicar sus escritos, pero en vano gracias a un combate encarnizado a nivel jurídico y entre la población. Sin embargo, la persecución contra Abu-Jamal continúa: una indígnate falta de atención médica casi le costó la vida por un coma diabético, las afecciones dermatológicas no fueron atendidas provocando invalidez, un prolongado rechazo para tratar su hepatitis C provocó una cirrosis. No existe la menor duda que la cirrosis puede evolucionar hacia un cáncer y en todo caso provocar una disminución de la esperanza de vida. Fue necesaria una intensa movilización internacional y la decisión de un juez ordenando que sea atendido de su hepatitis C – bajo el motivo que negarle atención médica constituía un castigo cruel e inhumano – para a final de cuentas Abu-Jamal reciba un tratamiento apropiado.

Ahora Abu-Jamal emprende una nueva protesta sobre la base del derecho ante los Tribunales de Pensilvania, aduciendo el hecho de un conflicto de intereses que conciernen al juez de la Suprema Corte de Pensilvania Ronald Castille, en el periodo cuando éste rechazó el requerimiento de apelación de Abu-Jamal entre 1998 y 2014. Esta nueva acción está fundada sobre una reciente jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos en el caso de Williams v. Pennsylvania en 2016 según la cual un juez habiendo participado personalmente en la toma de una decisión crucial en nombre del Ministerio Público viola el derecho del inculpado a un examen judicial imparcial si él se pronuncia sobre le mismo caso como juez de la Suprema Corte. Sin embargo Castilla era el procurador del distrito electo de Filadelfia cuando Abu-Jamal hizo un recurso de apelación por primera vez, después de su condena a muerte en el periodo de 1986-1991. Y él fue juez de la Suprema Corte de 1994 a 2014, años durante los cuales él trató en múltiples oportunidades el caso de Abu-Jamal.

Castille fue elegido Procurador del distrito, luego juez con el apoyo de la FOP. El se presentó al puesto de juez en la Suprema Corte haciendo alarde de poder colocar a cuarenta y cinco hombres en el corredor de la muerte. Dadas sus posiciones favorables a la policía y a la pena de muerte, no cabe ninguna duda que Castilla tenía un interés personal en el mantenimiento de la condena y de la pena capital de Abu-Jamal. Abu-Jamal efectuó, entre 1996 y 2012, gestiones ante el juez Castilla con el objeto de que él renuncie a participar en las decisiones que conciernen este recurso de apelación. En cada oportunidad Castilla se negó a satisfacer estas demandas, alegando que él podía perfectamente decidir de una forma equitativa.

El decreto Williams da inicio a un nuevo combate judicial con miras a obtener la liberación de Abu-Jamal. Desde agosto de 2016 fueron solicitados los servicios del procurador del distrito con el objetivo de que sean abiertos y publicados los documentos mostrando el interés personal de Castilla en el caso de Abu-Jamal. El procurador de distrito sucesivamente temporizó, negó la existencia de las notas y de los ficheros, luego recientemente a regañadientes comunicó las pruebas de que Castilla actuaba con el objetivo de obtener la firma de órdenes de ejecución contra condenados en los casos de muerte de policías. Pero a la fecha, el procurador de distrito pretende que esto no prueba la implicación directa de Castilla en el caso de Abu-Jamal. Nosotros exigimos la publicación de todos los ficheros de la policía y del ministerio público, todos sin excepción. Si Abu-Jamal gana este nuevo combate, él tendrá un nuevo proceso en apelación abriendo la vía a la anulación de su condena.

El combate de Abu-Jamal para obtener ser tratado de su hepatitis C le permitió ser curado y es gracias a un decreto de un Tribunal Federal que hoy hace jurisprudencia y ayuda a los prisioneros de Pensilvania en todos los Estados Unidos para beneficiar de atención médica. El combate jurídico de Abu-Jamal contra la parcialidad del juicio constituye un cuestionamiento de los prejuicios que son moneda corriente entre los jueces de asuntos penales. La publicación de los expedientes del Estado acusando a Abu-Jamal mostrará, de la misma manera, que se trata de una maquinación contra este hombre inocente y quizás no el único.

Mumia Abu-Jamal no debería haber sido nunca ni detenido ni condenado. Cada minuto pasado en prisión pone su vida en peligro. No es posible dejarlo morir en prisión por vejez o por una enfermedad de la que se contagió precisamente en prisión.

¡ Exigimos la publicación de todos los expedientes de la policía y del fiscal del distrito!

¡ Exigimos la liberación inmediata de Mumia Abu-Jamal!

Para firmar esta carta, por favor, envíe un correo electrónico a infomumia@gmail.com con como objeto del mensaje:  » International Letter for Mumia. » Gracias por dar su nombre tal como usted desea que parezca en la lista de los signatarios, y señalar a cual título usted firma (profesión u organización a la cual usted pertenece).

Primeros signatarios (lista en curso de constitución)

Angela Davis;

Danny Glover;

Mireille Fanon-Mendes-France, Presidenta de la fundación Frantz Fanon, Antigua Presidenta del grupo de trabajo de hombres y mujeres de origen Africano en el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas;

Sabine Lösing, Miembro del Parlamento Europeo, Vicepresidenta del subcomité de Seguridad y Defensa, miembro del comité de Relaciones Exteriores, Miembro del grupo confederal de la Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nordica y Die Linke de Alemania;

Patrick Braouezec, Miembro Honorario del Parlamento – Francia;

Daniel Gluckstein, Secretario Nacional del Partido Obrero Independiente y Democrático, Francia, Miembro del Comité de Seguimiento del Comité Obrero Internacional contra la guerra y la explotación;

Nambiath Vasudevan, Trade Union Solidarity Committee Mumbai, India, Seguimiento del Comité Obrero Internacional contra la guerra y la explotación;

Vanessa Brown, electa en la Asamblea de Estado por el Distrito 19 de Pensilvania;

Søren Søndergaard, Miembro del Parlamento Danés (antiguo Miembro del Parlamento Europeo;

Nikolaj Villumsen, Miembro del Parlamento Danés;

Christian Juhl, Miembro del Parlamento Danés;

Eva Flyvholm, Miembro del Parlamento Danés;

Finn Sørensen, Miembro del Parlamento Danés;

Henning Hyllested, Miembro del Parlamento Danés;

Jakob Sølvhøj, Miembro del Parlamento Danés;

Jesper Kiel, Miembro del Parlamento Danés;

Johanne Schmidt- Nielsen, Miembro del Parlamento Danés;

Maria Reumert Gjerding, Miembro del Parlamento Danés;

Pelle Dragsted, Miembro del Parlamento Danés ;

Rune Lund, Miembro del Parlamento Danés ;

Stine Maiken Brix, Miembro del Parlamento Danés;

Søren Egge Rasmussen, Miembro del Parlamento Danés;

Alan Benjamin, Miembro del Comité de Seguimiento de la Conferencia de Mumbai (USA);

Estela Vázquez, Primera Vicepresidenta de la sección, Local 1199 del SEIU (USA);

Workers World Party (USA) ;

Dr. Roxanne Delnbar Ortiz, Historiadora, Autora, Profesor Emerita de la Universidad de Estado de California

Marc Lamont Hill, Autor, Profesor, Universidad de Temple;

Dhoruba Bin-Wahad, Miembro de Freedom Fighter desde hace años, antiguo prisionero político;

Collectif James Baldwin, París, Francia

Bettina Wegner, Intérprete, letrista, Berlín, Alemania

Birgit Gärtner, Periodista, Hamburgo, Alemania;

Amina Baraka, Artista, Militante;

Diane Fujino, Profesora, Universidad de California, Santa Bárbara;

James Early, Institute for Policy Studies, Miembro del Consejo de administración;

Don Rojas, Periodista, Instituto del monde negro;

Ron Daniels, Presidente del Instituto del monde negro, Profesor, York College, Universidad de Nueva York;

Helmer Edelardo Quinones, Consejo Nacional de Paz Afro colombiano;

Lionel Jean Baptiste, Congreso por le fortalecimiento de Haití;

Yvette Modestin, Afro-Panameña; 

Kamm Howard, Asociación National de Negros por las Reparaciones en América (‘NCOBRA)

J. Curtis McIntosh, MD, Copresidente del  CEMOTAP (Comité por acabar con la ofensiva mediática a cerca des personas de origen Africano – African People)

Esperanza Martell, 36 mujeres por Oscar López Rivera

Harold Wilson, 120e Prisionero en un corredor de la muerte declarado inocente;

Mathilda Legitimus, Grupo de Trabajo Panafricano de Munich, Alemania;

Asociación de solidaridad Comida sí, bombas no;

Greg Ruggiero, Director de publicación, City Lights Books;

Mimi Rosenberg, Abogado Principal, The Legal Aid Society, Prodelcteur Radio, WBAI;

Marc Lamont Hill, Autor, Profesor, Universidad de Temple;

Robyn Spencer, Profesor Asociado, Lehman College, Universidad de Nueva York;

Aleta Alston Toure, Movimiento Nueva Jim Crow, Jacksonville/ Savannah;

Amadou Gueye, Especialista en Biología Molecular, Francia;

Zaliya Adamu, estudiante, Universidad de Estado de California, East Bay;

Colin “Papa Bear” Neiburger, Peace Day, Asheville, NC

Jonathan Keller, La Paz Ya

Margaret L Seely, Trabajadora sector social en clínica

Zorobabel-Laplagne Loïc, diseñador, Francia

Djigui Diarra, Actor /Director de Teatro /Periodista, Francia

Nordine Saidi, militante Descolonizar Bélgica, Les Panthères de Bruselas Bélgica

Joan Gibbs,

Cinque Brath, Presidente de la fundación Elombe Brath

Toby Emmer, Director de la UAW, Programa de educación familiar y obrera;

Linda M Thurston, Ligua de Resistentes a la Guerra;

Ellen Barfield, Liga de Resistentes a la Guerra;

John M Miller, Liga de Resistentes a la Guerra;

Susan Kingsland, Liga de Resistentes a la Guerra;

Tara Tabassi, Liga de Resistentes a la Guerra;

Pancho Valdez, Workers World Party;

Ratsamy Siamnouay, Enseñante, Holanda

Peter Terryn, Coordinador de Solidaridad para Todos, Bélgica,

Judith Arnold, Doctor de Universidades,

Kara Lynch Profesora Asociada de Video y de crítica, Hampshire College ;

Eseibio Halliday, Black Panther Party Volunteer Committee;

Ana Vasquez, Potrero Hill Projects, Asociación de Familias y de habitantes San Francisco, California;

Jai D. Hudson, Presidente del Collectif artistique « Of Royalty » ;

Staajabu Staajabu, escritor, poeta, Grupo Straight Out Scribes Sacramento, California;

Thomas Delblin, Profesor Emérito Universidad de Nueva York;

Geoff Hagopian, Profesor de matemáticas y d informática College of the Desert, California;

Julian Kunnie, Asociación – First Nations Enforcement Agency;

Havard Winant, Profesor de Sociología, Universidad de California, Santa Bárbara ;

Les Gottesman, Profesor Emeritus, Golden State University, San Francisco, California

Marta Guthenberg, M.D;

Myrna Cherkoss Donahoe, Profesora Emérita, California State University, Domínguez Hills, Presidenta de Mumia M.A. Thesis, Asociación sindical del Suroeste;

Mechthild Nagel, Doctor de universidades, Association United Voices of Cortland, Nueva York

Ira Gladnick, Université de California, Santa Bárbara;

Evan M Fales, Profesor Eméritos, Filosofía, Universidad del Iowa

Sally Jane Gellert, Occupy Bergen County, Nueva Jersey, Comités de Correspondencia;

Diarapha H. Diallo, Solo la Justicia, Tours, Francia;

Jay Hanes, Profesora asociada, Edinboro Université de Pennsylvanie ;

Jean Halley, Doctor de universidades Profesor de Sociología, College de Staten Island, Université de Nueva York, estudios femeninos y de genero;

Noah De Lissovoy, Profesor asociado, estudios culturales y ciencias de la educación, Universidad de Texas, Austin;

Demitrus Evans, The Evans Exoneración Project

Don Schweitzer, Collège Universitaire St. Andrews, Saskatoon, Canadá;

Jeffrey L. Edison, Conferencia Nacional de Abogados Negros sección de Michigan;

Julie Davis Carran, Instituto Luther King por la no violencia Westchester;

Johnnie Stevens, Asociación sindical local, Unidos por los Empleos y Servicios Postales;

Organización Revolucionaria de la Juventud de Azania – África del Sur;

Organisation Lynne Stewart, Ralph Poynter, Cofundador de la Nueva Organización Abolicionista Ralph Poynter and Betty Davis;

Laura Whitehorn, Antigua prisionera política;

Mouvement National Jericho;

Asociación Internationale Familia y Amigos de Mumia Abu-Jamal;

Organizacion MOVE;

Enseñantes Mumia;

Centro Internacional de Acción;

Coalicion Libere a Mumia Abu-Jamal Nueva York;

Campagne por la Liberación de Mumia;

Movilización por la Liberación de Mumia California;

Enseñantes por Mumia Oakland;

Comité por Salvar a Mumia;

Red Libere a Mumia (Berlín, Fráncfort, Heidelberg y Nuremberg) Alemania;

Colectivo francés Liberemos a Mumia (incluyendo a 100 organizaciones y municipalidades entre las cuales París)

Comité Mumia de Saint-Denis, Francia;

Amig@s de Mumia de México;

%d blogueurs aiment cette page :